Sitio web Fondo de Solidaridad Portal de Estudiantes

8.232 becas económicas otorgadas para estudiantes terciarios

En 10 años casi se duplicó la cantidad de becas económicas otorgadas para estudiantes terciarios de la educación pública. Casi 4.000 corresponden a nuevas solicitudes y las restantes a renovaciones. No hay cupos para las becas del Fondo, la reciben todos los estudiantes que cumplen con los requisitos y criterios.La demanda de la ayuda de los estudiantes presenta un crecimiento constante que se acompaña con el número de becas otorgadas y el monto destinado a las mismas. Las 8.232 becas entregadas este año marcan la mayor cifra en el otorgamiento desde la creación del Fondo.

Las inscripciones finalizaron el 28 de febrero cuando más de 14 mil estudiantes solicitaron la beca, la institución estudió las solicitudes en plazos muy acotados, teniendo al 31 de mayo la totalidad de las becas otorgadas. Las solicitudes son rigurosamente analizadas por el equipo de trabajadores sociales quienes aplican el Índice de Vulnerabilidad Estudiantil, una herramienta de predicción de la vulnerabilidad estudiantil que garantiza la fluidez y transparencia en el proceso.

Las becas se sustentan con el aporte de los egresados y están destinadas a estudiantes terciarios de todo el país que necesitan apoyo económico para acceder a la UdelaR, UTEC y UTU. El apoyo es de $7.222 pesos mensuales (valor 2017 de 2 BPC) y se otorga durante un máximo de diez meses para los estudiantes de renovación y de ocho meses para quienes la solicitan por primera vez, todos los becarios ya están cobrando la beca 2017.

Según el cuaderno “Desigualdad y Movilidad Intergeneracional en la Educación Universitaria” recientemente publicado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), cada vez más los estudiantes que provienen de hogares con niveles educativos bajos acceden a los niveles superiores de educación y logran avanzar en sus carreras. Uruguay viene mejorando levemente su movilidad a partir de 2010, luego de más de diez años de “movilidad reducida”. “La relación que tiene el Fondo de Solidaridad con la movilidad es que hace que esta aumente”, explicó Carbajal, investigador de PNUD.

El informe señala a la existencia de las becas que otorga el Fondo de Solidaridad como una de las determinantes que inciden en la trayectoria de un estudiante que proviene de un hogar de nivel educativo bajo, las mismas fueron evaluadas como un factor que actúa de “forma positiva”.

Al respecto, Supervielle, presidente del Fondo, remarcó que “los padres del 97,5 % de los beneficiarios 2016 no eran universitarios, en tanto en las madres el porcentaje es del 94 %, nuestros becarios son la primera generación de universitarios en su familia”. “La política de becas permitió que miles de jóvenes uruguayos de bajos ingresos accedan a la educación terciaria, que de otra forma no habrían podido, pero además tiene un impacto redistributivo a nivel local muy importante”, agregó.