Sitio web Fondo de Solidaridad Portal de Estudiantes

ESTUDIO CONFIRMA LA RELEVANCIA E IMPACTO DE LAS BECAS DEL FONDO DE SOLIDARIDAD

Las becas del Fondo tienen un efecto positivo en el avance en la carrera y en la probabilidad de sobrevivir al primer año de la Facultad.

El martes 15 de mayo la Universidad de la República y el Fondo de Solidaridad presentaron el estudio sobre los efectos de las becas en el rendimiento de los estudiantes. Hicieron uso de la palabra el rector de la Universidad, Roberto Markarian; la ministra de Educación y Cultura, María Julia Muñoz; el presidente de la Comisión Honoraria Administradora del Fondo de Solidaridad, José Luis Genta; y el Decano de la Facultad de Ciencias Económicas y de Administración, Rodrigo Arim.

El rector de la Universidad, Roberto Markarian, anunció el convenio firmado entre la Udelar y el Fondo de Solidaridad para ampliar la investigación sobre los efectos de las becas. El presidente del Fondo de Solidaridad, José Luis Genta, declaró que “es muy auspicioso generalizar los estudios a todas las carreras. Nuestro mayor desafío será trasladar el estudio de impacto a la mejora del sistema de becas”.

La ministra de Educación y Cultura, María Julia Muñoz, destacó la importancia del sistema de becas y la necesidad de evaluar la trayectoria de los estudiantes. “Todos queremos una sociedad donde la educación no sea solo de calidad, sino continua; y donde todos los niveles de educación sean accesibles a todos los ciudadanos”, dijo.

El estudio fue desarrollado por los investigadores Rodrigo Arim (decano de la Facultad) y Santiago Burone de la Facultad de Ciencias Económicas y Administración de la Universidad de la República (Udelar) y tuvo el objetivo de evaluar los efectos de las becas sobre las trayectorias estudiantiles en dos dimensiones: avance y continuidad. Los investigadores comprobaron que los resultados son consistentes y robustos, cuando se someten a distintas herramientas de verificación.

IMPACTO EN EL AVANCE DE LA CARRERA

Con respecto al avance en la carrera se comparó a los estudiantes que reciben la beca y a los estudiantes comparables que no la recibieron (se incluyó tanto estudiantes que la solicitaron y les fue rechazada, como estudiantes que no la solicitaron). Los resultados muestran que los estudiantes que reciben la beca avanzan un 25,81 % más al cabo de un año en relación al promedio de avance del total de estudiantes. El efecto es significativo tanto si se atiende el avance al cabo de un año como de dos años.

Al cabo de un año los estudiantes que obtuvieron la beca avanzan un 16,80 % más que el promedio de los estudiantes que solicitaron beca y no la obtuvieron y al cabo de cuatro años presentan un avance del 47,08 % mayor en relación con la media de este grupo.

Considerando únicamente la población que declara trabajar al momento de completar el formulario, los efectos encontrados son aún mayores. Al cabo de un año los estudiantes que reciben la beca tienen un avance en la carrera que duplica el avance (en media) del total de estudiantes que declaran trabajar, mientras que, al cabo de cuatro años, este efecto se mantiene, siendo la diferencia de 47,08 % a favor de los estudiantes que reciben la beca. Las becas muestran un efecto mucho más fuerte en los estudiantes que trabajan, permiten a los estudiantes reducir las horas dedicadas a tareas remuneradas (al aumentar su ingreso disponible) y por otro lado generan un incentivo extra a avanzar en los estudios si quieren mantener la beca.

RELEVANCIA EN LA CONTINUIDAD DE LOS ESTUDIOS

Al analizar la probabilidad de sobrevivir al primer año en Facultad Ciencias Económicas y de Administración para el total de estudiantes, se observa que quienes obtienen beca, presentan una probabilidad 9,4 % mayor de continuar estudiando en relación al total de estudiantes. Si se considera únicamente estudiantes que declaran trabajar, el efecto de las becas en la probabilidad de sobrevivir es aún mayor, siendo el 24,4 %.

El estudio demostró que las becas muestran un efecto positivo en la probabilidad de sobrevivir o continuar estudiando durante el primer año de Facultad Ciencias Económicas y de Administración. Este resultado es clave, si se toma en cuenta el alto nivel de deserción observado en la educación terciaria, en especial durante el primer año de carrera.

Foto: Presidencia de la República